Viernes, 10 Febrero 2017 07:58

No es quejarse, es hacer algo al respecto

Escrito por

Cada inicio de año, la queja se repite: el aguinaldo no me alcanzó, no me quedó nada para útiles escolares, ¡Que dura es la cuesta de enero! Tales situaciones generan culpa y frustración. Sin embargo, estas emociones negativas y poco agradables, son necesarias para la correcta adaptación a nuestro entorno. ¿Cómo hacer cambios si no somos conscientes de nuestros desaciertos? Esta verdad aplica en el ámbito de las finanzas personales.

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

Descargar

Para evitar estas sensaciones, defina un panorama financiero diferente desde principios de año. Establezca el ahorro como un propósito para el nuevo año. Para ello, piense en el método que mejor se adapte a sus necesidades y realidad. Hay quienes prefieren guardar en una alcancía o tienen un rinconcito seleccionado en la casa, el problema es que ante cualquier situación o la falta de disciplina económica, se recurre a este dinero.

Si ese es su caso, quizá le convenga más el abrir una cuenta de ahorros; de preferencia automática. Donde usted solo indica qué monto desea ahorrar y este se debitará automáticamente de la cuenta de su preferencia. La sensación de ahorrar sin siquiera sentirlo, le brindará grandes satisfacciones al largo plazo.

Coopecaja ofrece ahorros de temporada tales como el ahorro navideño, ahorro escolar, otro para pago de marchamo, ahorro vacacional y el denominado ahorro futuro. Este último, se recomienda para proyectos al largo plazo como un viaje al extranjero, la remodelación de su casa o sencillamente un aporte complementario a su jubilación.

Tras un diciembre de baja planificación financiera, los medios de comunicación suelen presentar historias de quienes acuden a las casas de empeño para superar la famosa cuesta de enero. Es lamentable, cuando las personas deben llegar a extremos como el empeño de los electrodomésticos que apenas adquirieron en diciembre. O bien, el escuchar las peripecias de quienes no han podido pagar su marchamo y evaden a las autoridades de tránsito para evitar una multa.

¿Por qué llegar a estos extremos?

Los apuros financieros no generan calidad de vida. Así como tampoco se genera una vida saludable al contraer deudas para asumir los gastos de fin y principio de año.Entonces, cree un nuevo propósito financiero: comience hoy mismo su plan de ahorro. Ahorrar siempre será una decisión inteligente y ¡El mejor momento para ahorrar es hoy! Acérquese a una entidad financiera para que le asesoren y que a partir de este 2017, las cosas marchen diferente…
…Nosotros estamos para servirle