Jueves, 09 Febrero 2017 07:53

Ya basta de alcahuetería a la delincuencia

Escrito por

Con asombro, frustración y rabia, reaccionamos los costarricenses cada vez que nos enteramos de privados de libertad con beneficios, que vuelven a reincidir, e incluso, cometen delitos más graves como asesinatos.

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

Descargar

Duele porque en este país los privados de libertad estamos siendo ahora los ciudadanos comunes, quienes debemos protegernos entre rejas ante una delincuencia a la que muchas veces se le da una palmadita en la espalda y se le tira a la calle.

Da rabia porque esta alcahuetería genera un clima de impunidad terriblemente reprochable.

Es repudiable porque ya son muchos los casos de sujetos que se aprovechan de su condición de libertad para cometer atroces crímenes que nos golpean el alma y desangran a todo un pueblo.

¡YA BASTA de alcahuetear la delincuencia!

Las autoridades deben volver su mirada a las víctimas y a sus familias.

No se vale seguir por la senda de permitir masivamente la salida de privados de libertad sin considerar el daño ocasionado a las víctimas.

Ciertamente, hay un problema de hacinamiento en las cárceles que debe resolverse. Pero también hay un problema aún más serio de inseguridad que no se puede hacer a un lado.

En la Asamblea Legislativa, presentamos varias mociones al proyecto de Ley del Servicio Penitenciario y de Acceso a la Justicia para la Ejecución de la Pena, para cerrar portillos a esa alcahuetería.
Proponemos prohibir la liberación anticipada, de personas condenadas por delitos contra la vida, agresiones sexuales o delincuencia organizada, como los casos más graves que no justifican en ningún motivo, que los condenados salgan antes de haber cumplido su condena.

También planteamos que se oblique a los privados de libertad a trabajar, como método de rehabilitación y para descontar sus gastos de manutención a cargo del Estado.

Hay que acabar con la impunidad en este país.

Ya basta de comprometer la seguridad de la gente honesta, por alcahuetear a la delincuencia.

Ya basta de alcahuetería.