Jueves, 01 Junio 2017 06:06

María Eugenia Vargas solera, pionera de la justicia femenina nacional

Escrito por

Un día como hoy, hace sesenta y un años, cuando la función de juzgar era una labor exclusivamente varonil, nuestra Corte Suprema de Justicia, designó a la primera mujer en el cargo de jueza. Ese nombramiento recayó en una distinguida ciudadana, la Licenciada María Eugenia Vargas Solera. Por eso, en una sesión reciente, la Junta Directiva de la Asociación Costarricense de Juezas, unánimemente dispuso conmemorar todos los años, ese relevante acontecimiento histórico.

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

Descargar



Con el referido acuerdo, la Asociación Costarricense de Juezas, se ha propuesto celebrar esa importante designación el día primero de junio de cada año y, a la vez, recordar a Doña María Eugenia Vargas Solera, con el fin de mantener vivo el reconocimiento a los grandes méritos de una destacada abogada, quien, entre sus múltiples logros profesionales, además de haber sido la primera mujer que integró la Junta Directiva del Colegio de Abogados y Abogadas de Costa Rica, ostenta el inmenso e indiscutible honor de haber sido la primera jueza de la República.

Fue el primero de junio de 1956, la data en que la Licenciada Vargas Solera fue investida en el cargo de Jueza Tutelar de Menores de San José, destacándose siempre, por su mística, probidad, excelencia integral, transparencia, ejemplar conducta, espíritu de servicio y dedicación al trabajo y, por ser una mujer dotada de una especial sensibilidad humana, dirigida a resguardar la integridad física y moral y los derechos humanos de la niñez costarricense, cualidades éticas y profesionales que, sin duda alguna, han contribuido positivamente a engrandecer la función sustantiva que, de conformidad con el artículo 153 de la Constitución Política, incumbe al Poder Judicial.

Es importante señalar que, en homenaje a la ex funcionaria judicial Vargas Solera, ha sido creado un premio al Buen Juez o a la Buena Jueza que lleva su nombre, el cual, precisamente, constituye un galardón a la Excelencia Judicial. Se trata de una recompensa, otorgada desde el año 2015 por parte de la Asociación Costarricense de la Judicatura (ACOJUD) a aquellos jueces y juezas que, indiscutiblemente, representen los más altos valores, principios e ideales de la Judicatura costarricense.

En esencia, el propósito de la comentada decisión de la Junta Directiva de la Asociación Costarricense de Juezas, es festejar cada primero de junio, el aniversario de este trascendental suceso histórico y, con ello, propende a visibilizar la preponderante lucha de la mujer para obtener el acceso y el reconocimiento en el mundo jurídico, sumado al valioso aporte de Doña María Eugenia Vargas Solera a nuestra sociedad, al dirimir con perspectiva de género y alma de mujer los casos sometidos a su decisión, además de enaltecer a una gran pionera de la justicia nacional, graduada en 1948, en la Universidad de Costa Rica, por haber podido alcanzar un puesto tradicionalmente inaccesible por su condición femenina y haber acreditado contar con igual capacidad y competencia en su ejercicio, frente a los juzgadores varones.
Asimismo, la organización social que presido, tiende a incentivar a las personas administradoras de justicia a emular las virtudes de la ex Jueza Vargas Solera para incrementar el buen desempeño, promover su eficiencia, acrecentar la tutela de los derechos humanos y, en general, elevar el nivel de la calidad del sistema judicial, pilar fundamental de nuestra democracia