Martes, 07 Febrero 2017 09:42

¿No era que con Costa Rica no se juega?

Escrito por

El gobierno dejó atrás, muy atrás, la frase representativa de su campaña electoral: “Con Costa Rica no se juega”; pues en los últimos días ha hecho todo lo contrario.

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

Descargar

El retiro de un proyecto tan importante como el que venía a ordenar y limitar los pluses salariales que hoy gozan un grupo de empleados públicos, fue la última contradicción del Poder Ejecutivo.

El gobierno fue incongruente y poco responsable al tirar la toalla con las iniciativas para paliar el déficit fiscal y frenar el gasto público.

Todos recordamos que durante el año anterior, el gobierno aprovechaba toda actividad pública para clamar al Congreso por la aprobación de los proyectos para paliar el déficit fiscal, y amenazaba con un panorama “apocalíptico” de no aprobarlos.

Pero ahora, el Ministro de Hacienda asegura que la economía se mantendrá estable, contradiciendo todo su discurso.

Al igual que ustedes que nos escuchan, nos preguntamos, ¿cómo ceden nuestros gobernantes tan fácilmente a las presiones de sectores sindicales, cuya única propuesta fue paralizar el país si se avanzaba en la discusión del proyecto de ley de empleo público?

Creemos, al igual que varios diputados, que estamos ante un escenario de “un compadre hablado”, un plan orquestado en el que nunca se iban a apoyar los proyectos que ordenen el empleo público, pieza clave para luego discutir los proyectos de nuevos ingresos.

Hemos reconocido que este gobierno rompió la tradición de negociar las convenciones colectivas hacia la alza y logróligeras reducciones, pero eso no es suficiente. Es necesario poner orden en las anualidades, dedicación exclusiva y evaluaciones, quecrecen mucho más que la inflación, algo insostenible.

Las recientes actuaciones del gobierno dejan claro el desinterés en poner coto al crecimiento de las remuneraciones en el sector público. De lo contrario, habrían propuesto cambios en el proyecto que ellos mismos se encargaron de enterrar.¡Quéilógico e irracional fue que convocaran un proyecto de ley en el cual no creían y no iban a apoyar!

Nos entristece ver como el gobierno desaprovechóuna oportunidad histórica y más aún ver ese empecinamientode pretender resolver un problema del déficit fiscal a punta de más impuestos, sin lograr avances en temas estructurales, como el alto costo que representa para ustedes y nosotros, sostener los beneficios de unos cuantos.

Es hora defiscalizar a quienes no están pagando sus impuestos, promover la transición de la informalidad a la formalidad; de poner freno a las pensiones abusivas y ordenar el sistema de remuneraciones.

Es hora de poner los intereses del país por encima de los personales y gremiales. No desperdiciemos más tiempo con maniobras políticas de corto plazo, abordemos con seriedad y compromiso los temas que se requieren para poner la casa en orden, porque con Costa Rica no se juega.